Tamaño de fuente: +

Un nuevo comienzo con burnout ¿Y ahora qué?

images-1

Ya solo faltan unos meses para que se cumplan cuatro año desde la muerte de mi madre y por un lado parece mucho tiempo y, por el otro, me da la sensación de que el tiempo ha pasado volando.

De todos modos, el primer año, después del fallecimiento de mi madre, volvió a ser un año lleno de complicaciones y retos.

En los años, en los que estuve cuidando a mi madre, ambas habíamos vivido de su pensión y de la paga por invalidez, y después de su fallecimiento, me quede sin ningún ingreso de la noche a la mañana.

Además, como su muerte se produjo en pleno verano y en temporada alta, era imposible sacar fuera a la familia peruana que había ido a vivir allí. Como la cuidadora también se quedó sin paga, tampoco podían afrontar un alquiler y me tenía que conformar con que corrieran con los gastos producidos por ellos.

A mí me interesaba vender el apartamento cuanto antes y en temporada, cuando había más posibilidades, pero las circunstancias no lo permitían. No solo necesitaba ese dinero para vivir, sino también para terminar de pagar el pequeño apartamento que me había comprado en el casco antiguo de Palma un año antes. Presentía que los precios iban a volver a subir y que luego me sería imposible comprar o alquilar nada sin ingresos fijos.

Aparte de las preocupaciones financieras, me sentía como si no perteneciera al mundo que me rodeaba.

El primer medio año, cada noche seguía despertando, a las mismas horas en las que, anteriormente, había que cambiar de postura y de pañal a mi madre y dormía mucho, porque tenía sueño acumulado de años sin dormir una sola noche de un tirón.

El resto del tiempo simplemente me sentaba en una terraza para ver pasar a la gente u observar las olas del mar acariciando la arena, además de caminar muchas horas sin rumbo fijo.

Después de haber vivido tantos años pendiente del reloj todo el tiempo , me encantaba poder pasar las horas a mi aire y sin planes ni metas. Tampoco me importaba que solo podía gastar poco, porque me conformaba con los ahorritos que me habían quedado.

Cuando se calmó la tristeza de las primeras semanas por la pérdida de mi madre y por nuestro cruel destino de los últimos años, empezaba a sentir un gran vacío interior, como si nada tuviera sentido.

Me daba la sensación de que no había nada que me pudiera tocar el corazón y el alma que se habian quedado exhaustos de tanto aguantar.

Realmente, una vez cumplida mi tarea elegida, y sin tener que seguir siendo fuerte para nadie, se me vino encima todo el agotamien físico, emocional y mental.

Seguía realizando las tareas necesarias casi como un robot de forma automática, pero sin entusiasmo.

Prácticamente, durante la mayor parte de mi vida, he estado acostumbrada a fingir que me encontraba bien, y seguía haciéndolo sin darme cuenta.

Claro que también había momentos en los sonreía y me lo pasaba bien y, a simple vista, parecía que había asimilado bien los acontecimientos. En el fondo tampoco me apetecía mucho hablar del tema y no quería que la gente me compadeciera.

Incluso me enfadaba conmigo misma y me repetía que, ahora, que todo había pasado, no tenía ningún motivo por estar desanimada y simplemente esperaba que todo eso solo era cuestión de tiempo.

Después de un tiempo, tuve la suerte de conseguir unas pocas personas para coaching y terapias de PNL por recomendación de antiguos clientes. Afortunadamente, poner toda mi atención en ayudar a otras personas, me ayudada a olvidarme de mis propios asuntos. Al mismo tiempo notaba que no tenía ni fuerzas, ni energía para dedicarme a más gente, porque todo me cansaba enseguida. 

!Y nuevamente, igual que en otras ocasiones anteriores, llegaron más desgracías!

A principios de otoño, mi gran amigo y segundo padre, del que hablé en otros artículos, sufrió una grave embolia cerebral que lo dejó muy tocado. Naturalmente, ayudé a un sobrino suyo con el papeleo para organizar todo para llevarlo a una residencia de ancianos en Alemania, donde iba a estar atendido.

Después, mi amigo ya no quiso ver a nadie de su vida anterior, asi que perdí a otro gran apoyo en el transcurso de unos pocos meses.

!Y esa tampoco fue la última perdida, porque unos meses después, otro gran amigo murió de un cáncer fulminante, sin que me pudiera despedir de él!

Estoy bastante segura de que, en esas circunstancias, el vacio interior que sentía, más bien actuó a mi favor y no me permitió sufrir a fondo esas pérdidas.

Todo se me antojaba casi irreal y parecía que estaba viviendo una obra de teatro que poco tenía que ver conmigo.

Volviendo al tema del apartamento de mi madre, pasó todo el verano y parte del otoño, hasta que la familia peruana pudiera encontrar algo y dejar el apartamento. Para agradecerme el hecho de vivir unos meses sin pagar alquiler, me pintaron el apartamento e hicieron algunos arreglos, así que todos salimos ganando. 

Cuando el apartamento quedó libre, otra amiga me ayudó a dejarlo bien decorado para facilitar la venta, sin embargo ya era temporada baja y durante todo el invierno no había ninguna demanda.

No fue hasta después de Semana Santa, cuando la gente empezaba a llamarme y tenía que subir unas 3 veces a la semana de Palma a Alcudia para enseñar el apartamento. Finalmente fue a finales de mayo, cuando, a través de una inmobiliaría, se encontraron unos compradores.

Sentí un gran alivio y albergaba la esperanza de poder dar por finalizada una etapa de mi vida bastante dura, sin embargo aun me esperaba otra sorpresa con la que jamás hubiera contado.

Fue el agente inmobiliario, que me ayudó con la preparación de la venta, el que me avisó de que en el registro de la propiedad figuraba que el apartamente también estaba a nombre de mi difunto marido, porque obviamente se había producido un error al registrarlo en su día.

Pasé otro mes horrible antes de que todo se solucionara y realmente no fue nada fácil conseguir las copias del divorcio, donde figuraba que mi ex no tenía derecho a nada mío. Al final tuvimos que recurrir al notario que firmó el divorcio y luego había que sellarlo en el ayuntamiento del municipio donde nos casamos, en Deía, donde solo habia un funcionario una vez por semana.

Todo ese tiempo casi me llevaban los demonios, porque los compradores amenzaban con echarse atrás por culpa de los retrasos ocasionados por todo ese lio.

En todos los años anteriores, apenas había pensado en mi ex y, de repente, todo volvió a estar presente en mi vida y llegue a maldecir el día, en el que acepté darle una segunda oportunidad que fue el origen del aval y de la posterior perdida de mi piso.

Tenia los nervios tan a flor de piel que, una tarde me derrumbé por completo, llorando desconsoladamente durante horas y me di cuenta de que mi equilibrio interior seguía siendo muy frágil. 

!Afortunadamente, después de más de un mes, todo se solucionó y pudimos firmar el contrato de compraventa! 

Cuando salí de la notaria, se me quitó un peso de toneladas de encima y sentía que por fin estaba libre de un enorme lastre.

Al día siguiente, lo primero que hice fue pagar mi apartamento en Palma para tener una propiedad pagada, y lo siguiente fue reservar un vuelo para visitar a unos amigos en el lago de Constanza y salir de isla por primera vez en 5 años.

Esas vacaciones me sentaron de maravilla y me ayudaron a despejarme la cabeza para llenarla de recuerdos bonitos, junto a viejos amigos, con los que me unía una amistad de muchos años.

En otoño de ese año, empecé a redactar los textos para esta página web que me estaba confeccionando mi amiga y eso me ayudó a conectarme nuevamente más a fondo con mi trabajo de coach y terapeuta de PNL.

Realmente confiaba en que esa página web me proporcionaría nuevos clientes. Anteriormente siempre había contacado con gente nueva a través de conferencias y talleres en diferentes sitios, y por recomendaciones de antiguos clientes.

No tardé en darme cuenta de que, en esos últimos años, el coaching se había convertido en una profesión de moda y que proliferaban coaches y terapeutas por doquier. Seguramente algunos eran muy buenos, pero también existían bastantes intrusos con dudosa formación que manchaban el buen nombre del gremio de los coaches.

Además, la crisis había arrasado con todos los sitios donde había dado conferencias anteriormente y no tardé en descubrír que los nuevos sitios ya contaban con otras personas que hacian cosas parecidas.

Cuando, por fin, logré encontrar un sitio para dar conferencias y talleres, donde me gustaba el ambiente, la dueña cerró al cabo de pocos meses, porque el local resultó ser poco rentable.

No quise darme por vencida tan fácilmente y, de vez en cuando, venia gente nueva, sin embargo no era lo que esperaba y necesitaba.

Una cosa tremendamente positiva fue comenzar con este blog, que me volvió a conectar con mi don para la escritura que ya me habían alabado de niña en la escuela. Me hacía sentir bien buscar inspiración para mis artículos y apuntar mis ideas para darles una forma permanente.

En estos últimos años, he descubierto que la escritura es una de mis nuevas vocaciones, que logra llenarme de ilusión en esta etapa de mi vida.

El verano pasado me fui de vacaciones un mes y medio, para recorrer muchos sitios y reencontrarme con personas que no había visto en mucho tiempo. Ese tiempo me sirvió para coger otra perspectiva, lejos de mi vida en Mallorca, y me ayudó a llegar a la conclusión de que tenía que hacer una recapitulación de mis acontecimientos vitales más importantes para encontrar el hilo conductor de mi vida.

Doy fe de que ha sido una idea estupenda y, entre otras cosas, ese acto ha contribuido a disolver la parte sobrante de mi escudo protector y me ha permitido volver a sentir con intensidad y profundidad, al recordar momentos hermosos y dolorosos a lo largo de mi vida.

Desde el comienzo de la recapitulación, he llorado más veces que en muchos años anteriores y eso me está ayudando a que se disuelva lentamente todo el dolor acumulado.

Repasar mi vida entera me ha reafirmado que he sido una heroína que ha superado muchos retos y desafíos, que no ha tenido una vida fácil, pero sí muy intensa y llena de altibajos.

Percibo claramente que, a menudo, he sido demasiado dura y exigente conmigo misma y que, la mayoría de las veces, he tenido la tendencia de anteponer el bienestar de los demás al mío propio.

Actualmente, he prometido a mi niña interior altamente sensible y frágil que, de ahora en adelante, velaré primero por mi propio bienestar y que mi guerrera fuerte y valiente estará siempre a su lado para defenderla.

He descubierto que uno de los hilos conductores de mi vida ha sido que, después de un tiempo de crisis, siempre he salido de mi zona de confort para introducir cambios.

En cambio, esta vez, mi gran agotamiento en todos los niveles, me impedía reconocer que pretendía volver a retomar mi vida, exactamente donde la había dejado antes del cuidado de mi madre.

Hoy sé que esto era del todo imposible, porque ni las circunstancias, ni yo era la misma de antes.

Otro descubrimiento ha sido que, desde mi divorcio y el comienzo de mi nueva vida en Palma, había vivido la vida a un ritmo bastante vertiginoso durante muchos años. Nunca me paré a hacer duelos por todo lo que me estaba pasando, que no fue precisamente poco.

Simplemente no me permitia hacer un alto en el camino para asimilar todas las vivencias que se iban acumulando en mi mente yen  mi alma.

Como la vida es infinitamente sabia, al ver que no me iba a parar por mi cuenta, intervino el destino para pararme los pies con lo de mi madre y así disponer de mucho tiempo para reconocer y asimilar las cosas.

Al leer mis últimos artículos se deduce fácilmente que no he tenido ningún nuevo amor en estos últimos años, ni tampoco anteriormente, durante el cuidado de mi madre, y realmente no lo he echado en falta.

Mis relaciones de pareja siempre habían sido sumamente importantes para mi y les había entregado una gran parte de mi energía, mientras que en esta etapa de mi vida necesitaba toda mi energía, primero para mi madre, y luego para curarme y mimarme a mí misma.

También es cierto que, en casi toda mi vida, solo me han interesado las historias de amor profundas, intensas y extraordinarias. Hoy, además, me siento tan contenta en mi propia compañia que no necesito a nadie para llenar huecos.

Si algún día, quizás, vuelva a tener pareja, será algo bonito que sume en mi vida y que me haga sonreír por dentro y por fuera.

No me conformaría en absoluto con algo mediocre o incluso dañino como la gran mayoría de parejas disfuncionales que hay. Y en caso de no encontrarlo, prefiero mil veces seguir sola y feliz.

Además, con mi matrimonio, ya he vivido la experiencia de estar en una relación sin estar realmente enamorada y sin tener una conexión especial con mi pareja y he pagado un precio muy alto.

Quizás el gran logro de la recapitulación de mi vida es reafirmarme que lo que nunca me ha fallado es mi "brújula interior" que siempre me mostrado el camino a seguir. También me ha avisado de cualquier acontecimiento importante a traves de las premoniciones y la intuición.

Sé que es mi mayor tesoro en esta vida.

Presiento que ahora estoy en un buen camino y sé que para tener nuevas ideas para una nueva etapa de mi vida, antes necesito ocuparme de otras cosas distintas en los proximos meses.

De ahora en adelante, no seguiré escribiendo cada mes un nuevo artículo en mi blog, sino simplemente lo haré cuando sienta la necesidad de poner mi granito de arena acerca de algún asunto o tema que me llame realmente la atención.

Os quiero dar las gracias por haberme permitido compartir partes importantes de mi vida con vosotros y de ese modo aclarar mis ideas y os quiero invitar a seguir evolucionando y creciendo a vuestro ritmo y especialmente a intentar honrar cada instante como si fuera el último.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Grandes crisis 5ª La difícil decisión de cuidar a ...
Petra
26 Septiembre 2017
cambios
zona de confort
blog español
!Bienvenido/as de nuevo a mi blog después de una pausa de 2 meses sin nuevas aportaciones!Espero que hayáis podido disfrutar del verano y que ahora estéis preparados para dar la bienvenida al otoño co...
Petra
29 Noviembre 2017
blog español
relaciones
Mi último artículo terminó con mi llegada a la isla en compañía de una amiga, a principios de los años ochenta.Nuestro viaje a la isla en tren y barco fue alg...
Petra
01 Abril 2017
reflexiones
superación de conflictos
blog español
Esta vez quiero tratar algo que es el causante de muchos bloqueos y frustraciones que nos impiden vivir la vida que realmente deseamos y merecemos.¿Cuántas veces te has quedado anclado e...
Petra
02 Febrero 2017
blog español
amor
El amor no solo es la palabra más usada, sino seguramente la sensación más deseada y valorada.Se ha repetido hasta la saciedad que el amor es lo que el mundo más necesita y...
Petra
14 Diciembre 2015
blog español
La PNL es un método revolucionario que fue desarrollado, por el psicólogo Richard Bandler y el informático y lingüista John Grinder, , a finales de los años 70.Los dos...

Contacto

Petra Opterbeck

Experta en 
Coaching integral con PNL
C/ Ferreria 35, 3A 
07002 Palma de Mallorca

Telefono & Email

Tel: +34 629 773 097

mailto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

protección de datos

Blog

Principios PNL

Talleres

Coaching para empresas

logo

Volver