Tamaño de fuente: +

Con los sentimientos a flor de piel

Con los sentimientos a flor de piel

Esta vez quiero dedicar mi artículo a un fenómeno que conozco muy bien, porque lo he vivido y lo sigo viviendo en mis propias carnes, y se trata de la alta sensibilidad y todo lo que conlleva.

Las personas altamente sensibles (los llamados PAS), se distinguen, entre muchas otras cosas, por tener todos sus sentidos mucho más afinados y desarrollados que el resto de la gente, aparte de poseer también algunas otras particularidades que no todo el mundo ha desarrollado, como una gran intuición y una extrema empatía.

¿Qué significa tener todos los sentidos del sistema nervioso más desarrollados?

Sé por experiencia propia que significa que se recibe mucha más información sensorial que el resto de la gente y esto no es algo puntual, sino un hecho que sucede de forma continua durante toda la vida.

¿Te imaginas pasear por la calle y percibir el ruido de coches, voces, música etc. con unos oídos muy afinados, y al mismo tiempo notar los olores y sabores de todo muy nítido y acentuado? La cosa no termina ahí, pues también percibes las energías colectivas de la masa y de cada persona con la que te cruzas. También notas si el clima va a cambiar o precibes que las personas queridas están en un apuro, aunque esten lejos.

Además solo te basta con mirar a una persona para saber como esa se siente en realidad, si está triste, alegre o disgustada y no soportas estar presente en las discusiones, porque las palabaras fuertes y mal sonantes te hieren como flechas.

Y cuando contemplas un paisaje hermoso, una obra de arte y cualquier otra cosa hermosa o escuchas una melodía armoniosa o el canto de los pájaros, se te hincha tanto el corazón que parece que quiere echar a volar.

Si te sientes identificado/a con lo que te acabo de describir, resulta que tu también eres altamente sensible, y si te cuesta imaginártelo, ya sabes algo más del día a día de una PAS.

Hay más personas altamente sensibles de lo parece a simple vista. Se calcula que son un 10 o 20% de la población. No obstante, hay diferentes grados de sensibilidad, unos son solamente un poco más sensibles que la media, la mayoría lo son bastante más y luego hay unos pocos que viven literalmente con las emociones y sentimientos a flor de piel.

No es difícil imaginarse que recibir y asimilar tanta información no es nada fácil y convierte a un gran número de los altamente sensibles en seres tendencialmente tímidos, reservados y introvertidos que no desean llamar mucho la atención y más bien pretenden pasar desapercibidos, especialmente en la primera juventud, cuando aún no han aprendido a manejarse bien por el mundo.

Yo misma, que soy una altamente sensible con los sentimientos a flor de piel, de niña era tremendamente tímida, hasta tal extremo que me escondía debajo de las mesas cuando llegaba alguien que no conocía y solamente salía, si la persona en cuestión me daba buenas vibraciones.

Me encantaba estar a solas y comunicarme con la naturaleza y con mis "amigos invisibles" en el maravilloso jardin de la casa de mis abuelos donde vivíamos. Me inventaba juegos creativos, donde podía dejar volar mi gran imaginación y sobre todo, me encantaba perderme en los mundos variopintos que descubría en libros, novelas y películas de fantasía y aventuras.

Todavía hoy sigo disfrutando y necesitando largos ratos en soledad para poder asimilar toda la información recibida y para escuchar mi dialogo interior que me ayuda mucho a aclararme las impresiones e ideas.

De niña no me gustaba jugar con la mayoría de otros niños, porque me parecían ruidosos y competitivos, cuando lo que yo quería no era competir, sino compartir y hoy en día sigo rechazando bastante la competición y me sigue gustando compartir.

Además cuando me juntaba con otras personas, percibía como se sentían y los impactos de las palabras y las acciones en su interior que a menudo me causaban un gran desasosiego. 

En esos momentos no tenía ni idea de que los otros niños y la mayoría de personas en general, no sentian ni percibían lo mismo que yo. Tampoco entendía que la gente, a menudo, mostraba tan poca delicadeza y se causaba daño mutuamente, asi que prefería refugiarme en mi mundo y juntarme con las pocas personas que tenían una sensibilidad más similar a la mía.

Más adelante, cuando ya iba al colegio, junto a mi mejor amiga, aprendía, poco a poco, a abrirme más a la gente y a disimular mi gran sensibilidad, ocultando lo vulnerable que era en realidad para mostrarme como una persona bastante segura de mí misma y algo distante con los desconocidos.

De todas modos, existen bastantes ideas equivocadas con respecto a las personas altamente sensibles y sensitivas, pues no tiene absolutamente nada que ver con debilidad o un carácter dócil y victímista.

En realidad, es más bien lo contrario, pues por el hecho de ser diferente, en muchos casos la persona se hace más fuerte y con el tiempo se puede moldear una personalidad segura, fuerte, independiente y valiente.

De hecho, algunas de las personas que más destacan por su gran fortaleza son también altamente sensibles, lo que pasa es que, al igual que yo, solo lo muestran con personas de su entera confianza. Incluso pueden dar la sensación de ser arrogantes y distantes, cuando en realidad necesitan poner un filtro de protección entre ellos y el resto del mundo para poder vivir con cierta normalidad. 

Una persona altamente sensible lo vive todo con mucha intensidad, tanto los momentos buenos como los malos y obviamente en los momentos felices e incluso en los normales es una gran ventaja, pues se disfruta mucho más de todo y esto incluye cualquier pequeño detalle. Literalmente es como beberse la vida a grandes sorbos.

Lo que sucede que es que, en este caso, el refrán de: "donde hay mucha luz, hay muchas sombras", es igualmente cierto y los altamente sensibles sentimos el dolor y el sufrimiento muy intensamente en todo nuestro ser. Por eso solemos tener más tendencia que la media a experimentar periodos de melancolía, tristeza e incluso caer en una depresión que en casos aislados hasta puede acabar en suicidio, cuando ya no se aguantan más los sentimientos desgarradores de las etapas difíciles.

El tema del amor es otro aspecto muy delicado, pues los altamente sensibles no se enamoran fácilmente ni con mucha frecuencia, porque reciben mucha información de las personas y se sienten como ajenos a mucha gente. Pero, cuando se enamoran, lo hacen total y absolutamente con una enorme profundidad y con todas las consecuencias.

Estoy segura de que la inmensa mayoría de los poemas, melodías, textos y obras de arte más profundos y bellos han sido creados por personas altamente sensibles y esto también demuestra que la alta sensibilidad es un don maravilloso y que el mundo no sería el mismo lugar sin nosotros.

Por otro lado, también es fácil imaginarse que un amor con una entrega tan absoluta conlleva muchos riesgos, especialmente en esta sociedad de encuentros fortuítos y superficiales. En esta vida no nos preparan para el amor y no se nos enseña cómo llevar una relación armoniosa y menos, cuando hay tantos sentimientos en juego.

Si un altamente sensible se junta con una persona que no lo es, a esa pareja le cuesta mucho entender las reacciones y actitudes del PAS y a menudo siente que no " está a la altura", cuando en realidad simplemente vibra de otra forma.

Esto no significa que no pueden llegar a funcionar bien como pareja, pero hace falta un esfuerzo por ambas partes y tener una buena comunicación. Si la diferencia de sensibilidades es demasiado grande, hay pocas posibilidades de que puedan ser felices juntos.

Tampoco es mucho más fácil una relación entre dos altamente sensibles, por lo menos, mientras que aun no hayan alcanzado una cierta madurez y un buen conocimiento de sí mismos.

Una pareja de altamente sensibles es tan capaz de tocar el cielo con las manos, como de crearse su propio infierno, en caso de que se dejen arrastar por sus emociones desbordadas.

Un detalle muy destacado es que a unas personas con unas antenas tan afinadas se les puede ocultar muy poco. Hace falta estar bien preparado para aguantar vivir con el alma al desnudo frente al otro.

¿Entonces hay algo que se puede hacer?

Ya es bastante conocido que tener una inteligencia emocional bien desarrollada ayuda mucho a gestionar mejor las emociones.

En realidad, los altamente sensibles ya tienen muchos aspectos de la inteligencia emocional integrados de nacimiento, como la empatía, la intuición, la creatividad y la delicadeza en el trato, sin embargo a la hora de saber manejar sus emociones, lo tienen más difícil que el resto, porque los suyos son más fuertes y profundos.

En mi caso, he podido experimentar en primera persona lo que me ha traído los mejores resultados y es sin duda conseguir un equilibrio interior y una conexión permanente con todas mis inteligencias, con la emocional, la mental, la corporal y especialmente estar conectada con la sabiduría del ser esencial (alma o espíritu) que permite percibirlo todo con una visión global y neutral.

Es precisamente por eso, que en mis terapias doy tanta importancia a alcanzar un equilibrio interno que permite tener en cuenta los mensajes de todas las inteligencias y que es imprescindible para manejarse por la vida con más coherencia.

También quisiera constatar que la alta sensibilidad no está en absoluto reñida con una mente privilegiada, pues he observado que en muchos casos pueden ir de la mano. De hecho, muchas personas que tienen su sensibilidad muy desarrollada, a menudo también captan y asimilan la información recibida más rápido que los demás a nivel cognitivo.

Para vivir bien con la alta sensibilidad, en primer lugar es necesario aceptarla como un don y sentirse orgulloso/a de ser así (sin sentirse superior), pues el mundo necesita más originalidad en medio de tanta uniformidad y más corazón en medio del dominio del intelecto. 

Y es sumamente importante aprender a no ahogarse en las emociones y saber gestionarlas con equilibrio, igual que hace falta crearse unos filtros de protección (en la PNL existen técnicas y herramientas muy buenas) y con esos filtros se puede poner un escudo frente al bombardeo de informaciones y sensaciones recibidas.

Personalmente estoy muy agradecida por haber aprendido a disfrutar de todas las ventajas de ser altamente sensible y por saber disminuir considerablemente las "desventajas". Y si yo puedo, ten por seguro que tú también puedes conseguirlo.

Confieso que sigo evitando las grandes concentraciones de gente, exponerme a ruidos estridentes o reunirme con personas poco respetuosas y faltos de delicadeza, pero es bastante fácil adaptarse a ello.

Os dejo una cita de Thomas Carlyl: " La esencia del humorismo es la sensibilidad, una simpatía cálida y tierna hacia todas las formas de la existencia"

Te repito que aquí me tienes para ayudarte a llevar mejor tu alta sensibilidad y también para entender mejor a los altamente sensibles que pueda haber en tu vida.

Y recuerda: El corazón tiene razones que la razón no entiende.....

 

 

 

 

 

 

La fuerza de las palabras
Simplifica tu vida
Petra
26 Septiembre 2017
cambios
zona de confort
blog español
!Bienvenido/as de nuevo a mi blog después de una pausa de 2 meses sin nuevas aportaciones!Espero que hayáis podido disfrutar del verano y que ahora estéis preparados para dar la bienvenida al otoño co...
Petra
29 Noviembre 2017
blog español
relaciones
Mi último artículo terminó con mi llegada a la isla en compañía de una amiga, a principios de los años ochenta.Nuestro viaje a la isla en tren y barco fue alg...
Petra
01 Abril 2017
reflexiones
superación de conflictos
blog español
Esta vez quiero tratar algo que es el causante de muchos bloqueos y frustraciones que nos impiden vivir la vida que realmente deseamos y merecemos.¿Cuántas veces te has quedado anclado e...
Petra
02 Febrero 2017
blog español
amor
El amor no solo es la palabra más usada, sino seguramente la sensación más deseada y valorada.Se ha repetido hasta la saciedad que el amor es lo que el mundo más necesita y...
Petra
14 Diciembre 2015
blog español
La PNL es un método revolucionario que fue desarrollado, por el psicólogo Richard Bandler y el informático y lingüista John Grinder, , a finales de los años 70.Los dos...

Contacto

Petra Opterbeck

Experta en 
Coaching integral con PNL
C/ Ferreria 35, 3A 
07002 Palma de Mallorca

Telefono & Email

Tel: +34 629 773 097

mailto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

protección de datos

Blog

Principios PNL

Talleres

Coaching para empresas

logo

Volver